HISTORIAS DE ROCK

SINEAD O'CONNOR (Sinéad Marie Bernadette O'Connor)

Sinead O'Connor
Nacida el 8 de Diciembre de 1966 en Dublin, Irlanda
ESTILOS: Adult Alternative Pop/Rock, Alternative Pop/Rock, College Rock, Alternative Singer/Songwriter, Celtic Rock, Contemporary Singer/Songwriter, Contemporary Pop/Rock
WEB: http://www.sinead-oconnor.com/

BIOGRAFIA

Pocos podían intuir que aquella chica de cabeza rapada llegaría tan alto, sorteando con habilidad las mayores adversidades: alcanzó el vértice de las listas y vendió montañas de discos. Sin lugar a dudas, fue su originalidad y su determinación los elementos que permitieron que la cantante Sinéad O’Connor conquistara gran popularidad. Eran pocos los que apostaban por ella cuando en 1987 llegó a las tiendas 'The lion and the cobra', el primer disco de Sinéad O'Connor, una muchacha irlandesa con la cabeza tan pobre en cabello como rica en ideas. En poquísimo tiempo, Sinéad subió muchos puestos en las listas, convirtiéndose en una de las mujeres más importantes del mundo del rock. Dotada de una voz magnética y de una musicalidad intensa e inquietante, la muchacha modeló un estilo sin precedentes, que en un principio no estaba destinado al easy listening. Sobre todo en Estados Unidos, donde los personajes como ella están destinados como mucho a conquistar a un público de culto pero sin entrar en las listas. Sin embargo, ella consiguió llegar alto, y ha dado en el centro de muchas dianas con su modo de actuar y cantar. Por ejemplo, precisamente ella, dotada de una belleza muy particular, ha ganado el mayor número de MTV Awards, los premios que la principal cadena musical de la televisión estadounidense concede cada año, una especie de Oscars del videoclip para los mejores artistas. En 1990 ganó tres de estos premios, declarándose muy satisfecha por ello. En realidad, Sinéad O'Connor es una record woman: ha alcanzado, jovencísima y con sólo dos álbumes, una popularidad excepcional. Naturalmente, una fama tan repentina le ha causado ciertos problemas, porque Sinéad no se limita a cantar. También habla, y, en ocasiones, demasiado. De hecho, ha desatado muchas polémicas.

En Estados Unidos, por ejemplo, rechazó en dos ocasiones actuar en conciertos que se abrieran con el himno nacional. En otra ocasión se negó a actuar en el famoso Saturday Night Live porque esa misma tarde fue al programa Andrew Clay Dice (Un tipo muy vulgar cargado de prejuicios machistas). Sinéad O’Connor no tiene miedo de expresar sus propias ideas. Siempre ha sido así y no tiene intención de cambiar precisamente ahora, aunque las reglas de la diplomacia en el mundo del espectáculo aconsejen el comportamiento más comedido. Sinéad O’Connor nació el 8 de diciembre de 1967 en la periferia de Dublín en el seno de una familia de profunda tradición religiosa. Sus padres no se llevaban bien, pero la fe católica les impedía divorciarse, de modo que la vida en común se hizo pronto difícil para todos. La pequeña Sinéad era poco más que una niña cuando comenzó a vivir en la calle. Incluso llegó a cometer algún robo. Muy ligada a su madre, la cantante sufrió mucho cuando ésta murió en el año 1984. Dado su comportamiento, Sinéad fue internada en un colegio especial. Por fortuna, a Sinéad se le permitía salir del colegio. Sinéad halló un cierto consuelo en los libros y la música: le encantaban Bob Dylan, Joni Mitchell y Van Morrison, y su poeta favorito era Yeats. Uno de los profesores del colegio era un sacerdote que escuchó una de sus canciones y la invitó a cantar en una boda. En esa ceremonia, por una afortunada coincidencia, también estaba presente un hermano del sacerdote, batería del grupo de folk-rock In Tua Nua, y éste le pidió a Sinéad que escribiera la letra de una canción. Ella lo intentó, y obtuvo tales resultados que, unos meses más tarde, el tema se publicó con el título de 'Take my hand'.
A los dieciséis años Sinéad se sintió incapaz de seguir soportando el colegio y se escapó: vivió un tiempo en Dublín y luego marchó a París, donde se ganó la vida trabajando como camarera y como encargada de transmitir telegramas cantados. Al poco tiempo comenzó a actuar en locales nocturnos. Y de regreso a Dublín, decidió dedicarse en exclusiva a la música. En febrero de 1985 dos directivos del sello Ensign quedaron impresionados al oírla cantar con su grupo, los Ton Ton Macoute, en un pub: naturalmente, fue Sinéad la que llamó la atención de los ejecutivos, quienes le propusieron dejar el conjunto e iniciar una carrera en solitario. Sin pensarlo dos veces, Sinéad aceptó. Tras algunos meses de trabajo en Dublín, Ensign invitó a la chica a trasladarse a Londres. Los primeros tiempos fueron duros, se sentía aislada y el trabajo no era un camino de rosas. Su amarga vida sentimental tampoco la ayudaba, se enamoró de un hombre mayor, negro, casado y pastor protestante. Su siguiente encuentro fue mejor: conoció a Fachina O'Kelly, antiguo manager de los Boomtown Rats y de Bananarama. O’Kelly la introdujo en el círculo de U2. The Edge la invitó a cantar un tema de la banda sonora de la película Captive. Reanimada, la muchacha se puso a trabajar intensamente en su primer disco, defendiendo como podía su propia originalidad artística ante los intentos del sello discográfico de manipularla para hacerla más comercial. Justamente en esa época Sinéad esperaba su primer hijo.

Cuando se publicó el álbum 'The lion and the cobra', su propia compañía de discos no esperaba vender más de veinte mil copias, una cifra normal para un debutante. Sin embargo, se vendieron más de cien mil, convirtiéndose en un gran éxito. Sinéad O’Connor ya era una estrella en toda Gran Bretaña con sólo veinte años. En poco tiempo, la cantante se convirtió en uno de los personajes más importantes de la escena musical. Un hecho que se vio confirmado en 1989 con el álbum 'I do not want what I haven't got', que contiene un tema de Prince, 'Nothing compares 2 U'. El éxito de este disco fue enorme y Sinéad se encontró involucrada en esos mecanismos del show business sin conseguir controlarlos siempre. Por ejemplo, sufrió un ataque de nervios durante una entrevista televisiva en la que pidió que no se inmiscuyeran en su vida privada. Sin embargo, en ocasiones, simplemente hace gala de su crudeza natural. Son los pequeños sacrificios que una estrella tiene que pagar cuando alcanza el éxito. Y Sinéad O’Connor tiene mucho éxito. Su segundo álbum ha vendido, en todo el mundo, siete millones de copias, ha rodado videoclips de gran valor artístico;,ha participado en la gira de Amnesty International;,por último, en 1990, participó en 'Red hot and blue', el disco en honor de Cole Porter cuyas ganancias se donaban a la lucha contra el SIDA.

DISCOGRAFIA

1987- The Lion and the Cobra

1990- I Do Not Want What I Haven't Got

1992- Am I Not Your Girl?

1994- Universal Mother

2000- Faith and Courage

2002- Sean-Nós Nua

2003- She Who Dwells in the Secret Place of the Most High Shall Abide Under the Shadow of the

2005- Throw Down Your Arms

2007- Theology

2012- How About I Be Me (And You Be You)?

2014- I'm Not Bossy, I'm the Boss